Todo lo que debes saber sobre una cubierta verde inclinada

La principal diferencia entre este tipo de cubierta y una cubierta tradicional radica en la cobertura visible. En lugar de terminar el tejado con una teja que protege al resto del edificio de cualquier inclemencia y le aporta una estética diferencial, la cobertura final pueden ser distintos tipos de vegetación. Básicamente las plantas pueden ser de tipo modular o bien tener capas drenantes.

Esta vegetación es el acabado estético final del tejado formado por una serie de elementos inferiores que son los que protegen al resto del edifico de los posibles problemas de filtraciones de agua debido a los agentes atmosféricos.

Dentro de los beneficios que una cubierta verde inclinada aporta al edificio cabe destacar la reducción de la cantidad de ruido que llega al interior de la vivienda y el aumento en la resistencia de protección frente al fuego.

Para asegurarnos el buen funcionamiento de este tipo de cubiertas, debemos tener en cuenta que su diseño debe incluir:

  • Un aislante, elementos impermeables en distintas configuraciones que normalmente se duplican para garantizar que protejan las estructuras del edificio que vaya a albergar esta cobertura vegetal.
  • Elementos drenantes y protecciones entre las distintas capas para evitar la contaminación entre ellas, como son los geotextiles.
  • Finalmente, tierra y la alfombra vegetal.

Problemas que pueden surgir en la instalación de una cubierta verde inclinada:

El peso de un techo verde puede generar problemas de responsabilidad si la presión del mismo debido a su peso causa su colapso (un techo verde intensivo puede pesar 700 kg/m²). Además, cualquier daño que las plantas puedan producir en el edificio supone una responsabilidad sobre toda la edificación, no solo sobre la parte visible, (por ejemplo, las raíces de las plantas que crecen), sino por el elevado coste que suponen sus reparaciones.

Principales tratamientos y cuidados de una cubierta verde inclinada:

Dependiendo de la cantidad y tipos diferentes de plantas que tenga y de su mantenimiento periódico se pueden clasificar en intensivas o extensivas:

  • Intensivo: con varias plantas diferentes y un mantenimiento específico de cada una de ellas, como son la poda o el abono periódico de las mismas.
  • Extensivo: se basa en dejar crecer las plantas sin restricciones y no se realizan aportes periódicos de abono.

Las cubiertas verdes inclinadas son una tendencia al alza y a pesar de que en España cuando se utiliza una cubierta inclinada prácticamente no existe este tipo de cobertura, se están utilizando en la construcción que atiende al sector servicios, como centros comerciales y de negocio. Puede ser el elemento final de una cubierta plana, no solo el ultimo forjado del edificio, como una azotea, sino un forjado que inferiormente albergue, por ejemplo, un sótano de parking y que su superficie de acabado este a nivel del suelo libre de construcción superior.

Dejar comentario