Rehabilitación de cubierta con sistemas de evacuación por succión

A la hora de rehabilitar una cubierta ligera tipo deck hay que tener en cuenta muchas consideraciones. Alturas de zócalos, geometría de bancadas, aperturas, canalizaciones, son algunos de los elementos que nos encontramos habitualmente. Además de ello, siempre nos encontraremos con los puntos de evacuación de pluviales.
La mayoría de puntos de evacuación para pluviales se resuelven mediante sistemas de evacuación por:

  • Gravedad: donde el tubo bajante se conecta a la impermeabilización a través de un accesorio preformado compatible llamado cazoleta.
  • Vacío inducido: comúnmente conocido por sistema a succión, en estos casos los tubos bajantes están conectados en una única red que, por el efecto Coriolis, consiguen por la ausencia de aire en la red succiona las pluviales. Estos sistemas trabajan a tubo completo por lo que el dimensionamiento de los diferentes diámetros de la red es esencial en el correcto funcionamiento.

¿Cómo rehabilitar una cubierta con sistemas de evacuación por succión?

Cuando debemos rehabilitar una cubierta donde las evacuaciones se producen por sistemas de vacío o succión, la cohesión de la nueva impermeabilización con la cazoleta existente cobra mayor relevancia y se convierte en un punto crítico del proceso.

La mayoría de estas cazoletas especiales se construyen con acero colaminado donde se le aplica un vulcanizado de TPO o PVC para recibir, por termosoldadura, la lámina de impermeabilización. Si la rehabilitación de la cubierta requiere un sistema de impermeabilización diferente al que nos encontramos existente, deberemos tener especial cuidado en este proceso dado que la compatibilidad entre el vulcanizado de la cazoleta y la nueva lámina podría no darse. Es en estos casos donde debemos localizar, junto al fabricante de la cazoleta, la pieza especial o collarín que adapte la cazoleta existente con la nueva lámina de impermeabilización.

En otras ocasiones las cazoletas de sistemas por succión poseen un aro metálico de presión que, con la ayuda de aros de caucho, sella por presión la conexión entre cazoleta y nueva lámina. En el proceso de rehabilitación deberemos evaluar el estado de los aros de caucho dado que muy probablemente estén “pasados” y debamos sustituirlos y, también, es importante reparar en la correcta presión que ejercemos nuevamente con el aro de acero en la nueva impermeabilización, para ello se recomienda el uso de llaves dinamométricas que aseguren la misma presión en cada perno.

En definitiva, cuando nos enfrentamos a un proceso de rehabilitación de cubiertas ligeras tipo deck con sistemas de evacuación por succión es vital contar, desde el primer momento, con el asesoramiento de expertos en cubierta que ayuden a interpretar y resolver adecuadamente cada punto singular que exista como las bajantes.

Nueva llamada a la acción

Escrito por:

Jesús Huerta

Dejar comentario