Rehabilitación con teja de hormigón: claves para un buen resultado

¿Has elegido rehabilitar tu tejado con teja de hormigón? Te contamos sus ventajas a nivel funcional y estético.

  • Nivel funcional:

En este nivel, la clave para conseguir una rehabilitación con teja de hormigón completa y duradera en el tiempo se centra en la elección de los sistemas de colocación de la teja:

  • Soporte de la teja.
  • Puntos singulares.

En el primer punto, podemos incluir la utilización de un aislante que mejore las características del tejado, como el sistema TECTUM® PRO para cubiertas inclinadas que, además de aportar un buen aislamiento, está especialmente diseñado para servir de soporte de la teja de hormigón. Si no podemos utilizar este sistema de colocación, se recomienda utilizar los rastreles metálicos como soporte de apoyo de la teja.

El sistema TECTUM® PRO y los rastreles mecánicos se pueden usar también en los casos en los que la pendiente de la cubierta sea importante. Para ello, la teja se puede fijar mecánicamente mediante tornillos a los rastreles, fijando un número determinado de tejas al soporte. En todos los casos, se recomienda fijar todas las tejas perimetrales como aleros, cumbreras y remates laterales.

La fijación tradicional con mortero suele ocasionar problemas con el paso del tiempo de filtraciones de agua, dada la característica de este elemento de ser muy hidrófilo (absorbe muy fácilmente el agua).

Respecto a los puntos singulares, éstos suelen ejecutarse con mortero y, por lo tanto, con el paso del tiempo nos pueden ocasionar algún tipo de problema. Para evitarlo, se han diseñado una serie de elementos que se pueden ejecutar en seco:

  • Alero: peines de alero, perfiles de ventilación Metalvent... permiten mejorar la ventilación del espacio debajo de la teja.
  • Cumbrera: Figaroll Plus o Metalroll que permiten impermeabilizar la cumbrera y tener un comportamiento de ventilación por convección muy importante, reduciendo el impacto térmico en el edificio.
  • Impermeabilización de otros puntos: Wakaflex. Se trata de una banda impermeable autopegable que se utiliza para impermeabilizar desde el encuentro de un tejado con un muro lateral hasta todo el perímetro de una chimenea o ventana.

 

  • Nivel estético:

Desde el punto de vista estético, para conseguir la mejor fusión entre la cubierta y el resto del edificio recomendamos recurrir a las piezas especiales que incorpora la gama de tejas de hormigón. Entre estas piezas destacan las tejas remates laterales y las piezas de alero.

La teja de hormigón permite adaptar la pieza a la obra, y no al revés, ya que se fabrica a medida con la longitud de las “galletas planas”, rematando con armonía el tejado. Incluso, se puede fabricar una teja cambio de pendiente con el ángulo adecuado a nuestra obra y rematar este punto tan singular con teja.

El resultado final de una rehabilitación con teja de hormigón puede ser tan armonioso como este:

Es necesario recordar que una de los mejores motivos a la hora de elegir la teja de hormigón es la sostenibilidad, ya que las emisiones de CO₂ de este tipo de teja son mejores que las de cualquier otro tipo y su consumo de energía por m² es mucho menor.

Esto es un punto a favor porque además de poder renovar el tejado, estaremos contribuyendo a mejorar el medioambiente y nuestro planeta.

Si quieres más información sobre la rehabilitación con tejas de hormigón o de nuestra amplia gama de tejas y piezas, te invitamos a visitar nuestra página web.

Dejar comentario