Recuperación de producto rechazado en Teja de Hormigón: La Permacultura aplicada

En el sector de los fabricantes de materiales de construcción y en concreto, en los fabricantes de tejas, es muy habitual que ya empecemos a ver certificaciones y adhesiones a todo lo relacionado con el medio ambiente y la sostenibilidad.
Hace varios años que la certificación ISO 14.000 así como las DAP empezaron a forma parte de la cultura de muchas empresas del sector y se empezaron a implementar acciones para mejorar nuestras instalaciones y políticas medioambientales, así como, desarrollar productos medioambientalmente más respetuosos y alineados con la permacultura.

¿Qué es la Permacultura?

Es un sistema de diseño que se fundamenta en la ética y principios que se pueden usar para establecer, diseñar, coordinar y mejorar todos los esfuerzos realizados por individuos, hogares y comunidades que trabajan en conjunto tras el objetivo de conseguir un futuro sostenible.

Este concepto está cada vez más integrado en nuestra cultura, aunque a veces no seamos del todo conscientes. Se basa en 12 principios básicos:

  1. Observa e interactúa.
  2. Captura y almacena los recursos.
  3. Obtén un rendimiento.
  4. Aplica la autorregulación acepta la retroalimentación.
  5. Usa y valora los recursos y servicios renovables.
  6. Produce sin desperdiciar.
  7. Diseña desde los patrones a los detalles.
  8. Integra más que segregar.
  9. Usa soluciones pequeñas y lentas.
  10. Usa y valora la diversidad.
  11. Usa los bordes y valora lo marginal.
  12. Usa y responde creativamente al cambio

De todos estos principios, nos gustaría destacar el sexto: Produce sin desperdiciar. En BMI queremos formar parte de esta cultura, y por ello queremos destacar cómo nuestras tejas de hormigón se alienan con la Permacultura.

El 100% de las tejas que no cumplen con los requisitos de calidad de producto terminado se recuperan en el proceso como árido, reutilizando más de 400Tm de residuos al año que hubieran acabado en vertedero sin ninguna posibilidad de recuperación. En este sentido BMI y su fábrica de tejas de Hormigón en Sanchidrián, Ávila, han sido pioneros en este proceso para la reutilización de producto terminado de rechazo.

Nueva llamada a la acción

Escrito por:

Juan Del Amo

Dejar comentario