<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=4381157518605057&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Fijación mixta en cubiertas con EverGuard TPO

El cálculo de viento sobre un edificio es algo que está regulado por el Código Técnico de Edificación en su documento DB SE AE (Documento Básico - Seguridad Estructural - Acciones en la Edificación). Este cálculo nos dará las cargas de viento sobre el edificio en función de su localización, el grado de aspereza, así como las dimensiones del edificio.

En lo relativo al sistema de la cubierta, el cálculo de viento a succión determinará la fijación del mismo al soporte resistente.

En la búsqueda de la máxima eficiencia de instalación, la lámina EverGuard TPO tiene una ventaja significativa dados los distintos anchos de rollo que dispone y las estrategias de fijación mixta de la cubierta tanto en solape como de fijación por inducción que nos da la posibilidad de fijar la lámina de forma homogénea según la carga de viento.

Esta fijación mixta, nos permite utilizar la inducción en aquellas zonas de la cubierta, principalmente esquinas y perímetros, donde la carga de viento es la más elevada, y puede obligar a cortar los rollos de lámina de forma que aumenten los metros lineales de soldadura a realizar, así como implementar un gran número de fijaciones en solape.

Dependiendo de la localización y de la tipología de edificio, la zona interior (no la central) puede necesitar cortar nuevamente la lámina o utilizar un ancho muy pequeño, con el consiguiente aumento de la soldadura a realizar.

Es por todo esto que la aplicación en estas zonas, que pueden llegar a suponer un porcentaje muy elevado de la superficie de la cubierta, son susceptibles de una fijación por inducción donde se reduce de forma considerable los metros lineales de soldadura así como el número de fijaciones, ya que se está adaptando la resistencia de la fijación a la carga de viento sin tener que adaptarse a los anchos de rollo de la membrana.

Para la zona central interior, dado que es la menor zona de carga de viento, se puede utilizar la fijación en solape adaptándose al ancho de rollo que podría llegar hasta 2,44m. O bien se puede continuar con el rollo de 3,65m y fijación por inducción que nuevamente beneficiará en la reducción de los metros de soldadura y por tanto los tiempos de instalación.

Si tienes alguna duda o necesitas ayuda para determinar las fijaciones, la Oficina Técnica de BMI, BMI Expert, te ofrece asesoramiento gratuito para tu proyecto.

Contactar

 

Nueva llamada a la acción

Escrito por:

José Hermindo Prieto

Dejar comentario