¿Conoces los conceptos Passivhaus y Certificaciones de Sostenibilidad?

La sostenibilidad en la construcción ha de comenzar por los materiales que conforman los sistemas. Pero a la hora de diseñar un edificio existen factores que no sólo tienen que ver con los materiales. La localización del edificio, su entorno, su construcción y su derribo son también de vital importancia.

Los distintos sellos, certificaciones o créditos sobre productos ayudan a los técnicos a desarrollar su trabajo en el diseño. Los recursos no son ilimitados, y es por ello por lo que los usuarios de edificios deben ser provistos de confort sin comprometer a las generaciones futuras.

Características de las diferentes certificaciones de sostenibilidad

Las distintas certificaciones de sostenibilidad no son incompatibles, pero es necesario entender las distintas características que poseen cada una de ellas. Son complementarias, buscando el cuidado del medio ambiente y la eficiencia energética.

Por ejemplo, un sistema con un CERTIFICADO DE COMPONENTES PASSIVHAUS, está estudiado desde el punto de vista de reducción de la demanda energética del edificio. Esta reducción de la demanda está ligada directamente con la reducción de las emisiones de CO2 que se generan en la climatización de una vivienda, almacén, hospital o cualquier edificio, tanto en invierno como en verano. En resumen, estaríamos hablando de un certificado Energético.

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

Si además de lo anterior, se busca la sostenibilidad de los materiales utilizados, estableciendo las pautas que pueden generar impactos negativos en el medio ambiente, se pueden encontrar certificaciones de edificios como LEED, BREEAM o VERDE, entre otros varios. En este caso estaríamos hablando de una certificación ambiental.

En conclusión, la utilización de estas certificaciones de sostenibilidad sobre sistemas y/o edificios, permite una construcción respetuosa con el medio ambiente, además de mejorar la viabilidad financiera del proyecto.

Nueva llamada a la acción

Dejar comentario